26 septiembre 2010

Blancura, oh bella blancura.

Si habéis notado mi desaparición por estas tierras, os haré saber que ha sido la Historia, que me ha mantenido secuestrada durante un periodo de tiempo demasiado largo para mi gusto.
Asíque, para refrescar ahora que viene el invierno, deseado por muchos, he dado un toque más lechero al blog, he pasado del negro al blanco puro que (seguramente) os hará daño a la vista.

Todo es acostumbrarse, pero si la vena débil gana, quizá vuelva al negro profundo o a otro color más alegre. Pronto, una nueva sección, plagada de malos malísimos, y puede que algo aterrice por el blog...

Vanilla Twilight :)

3 relámpagos:

María dijo...

Hola de nuevo!
Me gusta el nuevo aspecto del blog, las entradas se leen más nítidamente y mis ojillos lo agradecen ;)

Pasajes románticos dijo...

Yo también prefiero los blogs con la parte de las entradas en blanco, se leen mucho mejor.

Un beso

Bea

poy dijo...

A mi me gusta el blanco también ;)